Los adolescentes y las redes sociales

¿Cuál es el uso que hacen los adolescentes de las redes sociales? ¿Conocemos realmente la cultura juvenil en las redes?

Hace tiempo que a los padres nos han saltado las alarmas con este tema. Esta percepción se debe fundamentalmente a que no conocemos suficientemente el medio, las redes. Todos tenemos un smartphone y hacemos un uso que consideramos “racional” del móvil y las redes: para enviar mensajes, como herramienta de trabajo, para buscar algo rápido, comunicarnos cuando nos desplazamos, etc. Existe el uso que nosotros hacemos y consideramos “normal”, aunque también sería discutible, frente al que hacen nuestros hijos adolescentes, que no entendemos.

La decisión de cuándo darles el móvil es un verdadero quebradero de cabeza que justificamos por su seguridad, tenerlos localizados, que no sea el último de su clase en llevarlo… Y cuando ya lo tienen nos quejamos porque algo que sirve para comunicarnos al final nos distancia porque están todo el día conectados.

La realidad es que desconocemos cómo los adolescentes usan las redes, y si no lo conocemos no podemos entenderlo. Clic para tuitear Muchas veces esto puede convertirse en fuente de conflicto en una edad como la adolescencia en que la comunicación con los padres se hace más difícil.

Por eso es necesario conocer cuáles son las redes más utilizadas y saber qué uso hacen de ellas:

Beeparents-instagram

1. Instagram

Se ha convertido en la red favorita de los adolescentes. Es como un álbum fotográfico de lo que quieren que otros vean de ellos. Le dedican mucho tiempo porque quieren transmitir su visión ideal de ellos mismos,  con imágenes muy buscadas y retocadas con filtros para dar esta imagen que construyen virtualmente.

Precisamente porque parece que sólo es para enviar fotos muchos padres no saben que funciona igual que una red social, con mensajes directos y comentarios. Es habitual que utilicen dos perfiles, uno público, en el que pueden aceptar al mayor número de seguidores posibles para tener más “likes”. Y otro privado, que utilizan para compartir con su círculo más cercano de amigos.

La conocida práctica del selfie, autofoto hecha con el móvil, es más que una moda pero no tiene por qué ser necesariamente mala. También es una oportunidad para reflexionar con ellos, desde la curiosidad y sin juzgar, desde la empatía, con un interés real por conocer los temas que les afectan o les importan.

¿Qué quieres transmitir con esta foto? ¿Por qué cuelgas una foto tuya? ¿Esperas comentarios de los amigos? ¿Qué pasa si tus amigos no hacen un like o un comentario?

Es importante conocer también el uso de los hashtags, palabras que funcionan como etiquetas muy útiles para buscar temas. Son utilizados para crear verdaderas comunidades online diferenciadas de las páginas de Facebook (más fáciles de seguir por los padres) y que muestran sus intereses, relaciones y afinidades.

Beeparents-facebook2. Facebook

Es la red social de sus padres, no de ellos. Tienen otro concepto de la red, la usan para publicar las fotos más serias, no de fiestas, las que puede ver la familia. Son mucho menos activos, pero la mantienen. Como en todas las redes, la importancia de ayudarles a configurar la privacidad es importantísima, además de tener cuidado con la información y datos personales que se incluyen en los perfiles.

Beeparenst-whatsapp3. Whatsup

Es la red para comunicarse con frecuencia (en Estados Unidos los adolescentes y jóvenes utilizan más Snapchat). Los padres estamos más familiarizados con esta aplicación porque la usamos mucho. No es un simple servicio de mensajería, es una auténtica red social que utilizan para hablar individualmente y en grupo, enviarse fotos, vídeos, archivos, deberes del colegio y organizar eventos.

Como aplicación es estupenda para estar comunicados incluso con nosotros pero plantea diversos problemas:

Uno de ellos es la adicción, el estar pendiente todo el tiempo. La necesidad de feedback constante e inmediato de la generación de nuestros hijos puede provocar una dependencia excesiva del móvil, aunque esto también nos puede pasar a los adultos. Por eso es importante predicar con el ejemplo y educar digitalmente. Pactar con ellos unos límites de horarios y espacios “sin pantallas”, fuera de los momentos familiares como las comidas, no tenerlo activo por la noche, etc. Hay que poner en valor las relaciones personales cara a cara, frente a la manera de relacionarse exclusivamente a través del móvil.

Otros riesgos como el ciberacoso o el sexting, el envío de fotos o vídeos comprometidas, son muy serios. Lo importante es que se sientan libres para acudir a nosotros ante cualquier problema y para eso es necesario crear una relación de confianza con ellos y ayudarles.

Es esencial enseñarles prudencia. La rapidez de hacer una foto y enviarla ahora es más fácil con el móvil que con el ordenador. Esta inmediatez hace que muchas veces no se reflexione antes de hacerlo y las consecuencias al día siguiente pueden ser perjudiciales.

Beeparents-youtube4. Youtube

Aunque el fenómeno de los youtubers es para tratarlo aparte, aquí lo trataremos únicamente como sitio web para compartir vídeos. Es una de las páginas más visitadas por niños y adolescentes. Les encanta ver vídeos y aquí pueden encontrar una gran variedad de temáticas, desde humor, tutoriales, música, cine… y permite a los usuarios registrados subir vídeos fácilmente.

Aunque Youtube tenga sus mecanismos de control para detectar vídeos que infringen normas y los retiren inmediatamente, hay una gran cantidad que son nada o muy poco recomendables para ser vistos por menores. Además, con los comentarios pueden entrar en contacto con trolls, usuarios que buscan provocar amparándose en el anonimato, por lo que los padres tenemos que estar especialmente atentos. Lo mejor es reflexionar con ellos sobre los vídeos y conversaciones que se generan y hacerles ver el poco sentido que tiene entrar en este tipo de polémicas.

Siendo conscientes de los riesgos, Youtube es una herramienta potentísima en donde encontrar canales educativos como Youtube Edu, aplicaciones especiales para niños como Youtube Kids, y donde se dan fenómenos como el de los booktubers, jóvenes que suben sus vídeos recomendando libros.

En resumen, las redes sociales han cambiado la manera de relacionarnos, tanto para adultos como para jóvenes.

Es importante para los padres que las conozcamos, que sepamos usarlas mínimamente para poder entender cómo se relacionan nuestros hijos con ellas. Sólo si creamos una relación de confianza con ellos podremos educarles y tener conversaciones con las que podamos reflexionar juntos.

Los adolescentes tienen que entender que para navegar por la red se necesita responsabilidad y sentido común. Clic para tuitear

Nosotros, como padres podemos ayudarles no sólo sobre temas de seguridad. También tenemos que entender que aunque busquemos soluciones como los sistemas de control parental estos sirven de muy poco si no se ha hecho un trabajo de educación previo.

Para la Psicóloga social especializada en Social Media y Educación, Dolors Reig, las redes sociales no son nada nuevo, son la “nueva plaza del pueblo pero ampliada”, donde “los riesgos se combaten con valores, con educación”. “Las redes están rompiendo barreras de edad”, y es una oportunidad para que padres e hijos puedan compartir intereses y experiencias.

 


Fuentes de consulta:

 

 

Aún no hay comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada

Cuéntanos lo que quieras, estamos abiertos a sugerencias y recomendaciones así como a mejorar nuestra publicación en todo aquello que sea posible:

info@beeparents.com

 

Beeparents es una revista digital dirigida a todos aquellos padres y madres que quieren saber más sobre educación. Abordamos temas de interés para las familias con hijos en edad escolar.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies