El reto de educar nativos digitales- Deborah Heitner.TED

El reto de educar nativos digitales- Deborah Heitner.TED
5 (100%) 1 vote

Devorah Heitner es la directora de Raising Digital Natives y trabaja como asesora de escuelas y familias que buscan un uso responsable de las nuevas tecnologías por parte de todos. Este vídeo de una charla TED no está disponible en castellano, por lo que nos gustaría ofreceros un resumen de las ideas que encontramos más interesantes y útiles para la educación de nuestros hijos. 

Como padres tenemos multitud de preocupaciones: que nuestros hijos pierdan habilidades sociales por el tiempo que pasan delante del móvil, que se hagan adictos a los juegos de ordenador, que pierdan la capacidad de concentración (porque están continuamente en modo “multitarea”), que tengan acceso a la pornografía en internet (que la envíen o la reciban), o que estén expuestos al ciberbullying o al chantaje en las redes.

Si nos remontamos a la historia de los medios de comunicación, comprobamos que en el pasado también estábamos convencidos de que el teléfono o la televisión iban a destruir los hogares cuando aparecieron en nuestras vidas. La resistencia al cambio es un proceso natural en las personas, indica el miedo a lo desconocido. “Se trata de una ansiedad normal debido a que los avances en tecnología cambian nuestra relación con el espacio y el tiempo”.

Aunque quizás no nos preocupemos por los motivos correctos y debiéramos preocuparnos más por el tipo de personas en que se convertirán nuestros hijos. Muchos padres quieren saber si deberían espiarlos para saber lo que hacen en todo momento: qué contenidos publican y comparten en internet. Para D. Heitner debemos centrarnos en enseñarles lo que “deben hacer” en lugar de intentar “pillarles” haciendo las cosas equivocadas.

Si queremos que nuestros hijos sean considerados, prudentes, empáticos y sepan usar el poder de la comunicación digital de forma positiva hemos de observarlos en su entorno y ver qué es lo que está pasando realmente. D. Heitner ha realizado este ejercicio de hablar con grupos de niños de entre 10 y 12 años, y el resultado le ha permitido obtener muchísimas ideas sobre sus problemas reales, y a la vez, crear con ellos posibles e imaginativas soluciones:

1. Los niños sienten la obligación de estar permanentemente disponibles. Cuando alguien les envía mensajes tienen que responderlos inmediatamente. Igualmente, si alguien no responde rápidamente a sus mensajes interpretan que ya no quieren saber nada de ellos. Incluso a los adultos nos ocurre esto, y enviamos más y más mensajes esperando ansiosos una respuesta.

Para encontrar una solución a este problema los propios niños idearon una aplicación ficticia que limita el número de mensajes que se pueden enviar sin respuesta en un periodo de tiempo determinado. “Esta aplicación (app) no existe como tal en el mercado. La empatía es la aplicación“. Si cerramos los ojos e imaginamos a la otra persona haciendo algo como cenar, hacer los deberes, jugar con su familia…nos ayudará a entender que no está enfadado con nosotros, sino que sencillamente en ese momento no puede atendernos.

2. No son del todo conscientes de estar enviando un mensaje desagradable o de sus consecuencias. Los chavales inventaron una aplicación que cuando detecta una comunicación conflictiva, te muestra el aviso: “¿estás seguro de que quieres enviar ese mensaje?” si aún así envías el mensaje, la aplicación envía una copia a los padres de quién envía y quién recibe el mensaje. Esta solución nos muestra cómo nuestros hijos, aunque sean expertos en tecnología, necesitan nuestra supervisión, necesitan un mentor más que un espía. Alguien que les diga cómo comportarse cuando algo va mal en la comunicación, cómo evitarlo o cómo arreglarlo después.

3. Las personas que son más importantes para ellos muchas veces no están accesibles a causa de las tecnologías.  Para resolver este problema crearon una aplicación que apagaba el teléfono de su padre o de su madre con el mensaje: “disfruta de la vida, deja de escribir mensajes”. Como la tecnología lo permite, sus padres siempre están disponibles para un familiar, un amigo o su jefe. Esta aplicación no existe pero cuando nuestros hijos nos estén hablando o nos necesiten hemos de cerrar los ojos e imaginar la frase “disfruta de la vida, deja de escribir mensajes” y pensar:estoy aquí ahora”. De nuevo, la empatía es la solución.

En las edades en que empiezan a tener su propio móvil nos puede parecer que nuestros hijos no nos necesitan pero sí lo hacen, y necesitan que les guiemos; hemos de decirles que no hace falta estar conectados con todo el mundo todo el tiempo. No necesitamos una aplicación con la que espiar a nuestros hijos, lo que tenemos que hacer es preguntarles lo que piensan y dar con soluciones que combinen su creatividad y nuestra sabiduría.

Aún no hay comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada

Cuéntanos lo que quieras, estamos abiertos a sugerencias y recomendaciones así como a mejorar nuestra publicación en todo aquello que sea posible:

info@beeparents.com

 

Beeparents es una revista digital dirigida a todos aquellos padres y madres que quieren saber más sobre educación. Abordamos temas de interés para las familias con hijos en edad escolar.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies